Viajes fantásticos

Aventuras y desventuras de la memoria, la razón o la mentira.

Thursday, April 06, 2006

Amanecer con mangos

MangosHacía mucho calor. La aurora apenas subía roja allá arriba. Los mangos maduros caían dando un golpe seco en el suelo, como las primeras gotas de un fuerte chaparrón. Las gallinas volaban desde sus nidos, espantadas por el rugido que crecía desde el subsuelo, amplificándose en las chapas de zinc de todos los techos de barrio San Judas. Las paredes de casa se meneaban de un lado a otro bailando un vals al compás del primer temblor que viví en Managua.

Sentía como la tierra hasta entonces mansa, traicionaba todo lo que desde niño había aprendido sobre ella. No había lugar seguro. Desde la calle se distinguía el estrépito de unos postes de luz que traían al suelo una madeja de cables y chispas. El rugido no cesaba; aumentaba. Los mangos llovían cada vez más. Hasta una gran papaya que habíamos visto crecer a lo largo de semanas, se soltó y se reventó contra el lavadero. Todo temblaba y rugía. En la confusión vi a mi madre que salía por la puerta del fondo de casa, envuelta en una sábana y me gritaba algo. Pero el rugido del temblor era mucho más fuerte.

De repente la quietud
. Se produjo un gran silencio. Luego de unos segundos y de apoco, ladridos de perros, las voces de los vecinos y algunos mangos tardíos cayendo en derredor.

3 Comentarios:

  • en 1:29 PM, Blogger fofolfi, el niño abominable said…

    tu vieja envuelta en una sábana, me dio como cierta reminiscencia de es cuadro famoso de la revolucion francesa

     
  • en 4:46 PM, Blogger La Nada said…

    La diferencia radica en que era mi madre y no Marianne... el ideal revolucionario hecho carne .... Ver http://www.virtual.unal.edu.co/cursos/sedes/manizales/4050041/lecciones/Capitulo%206/elcuerpo1.htm


    Pero si... algo de parientas deben haber tenido.

    L.

     
  • en 10:25 AM, Blogger pequeño ofidio said…

    excelente!
    tu madre envuelta en la sábana a mí me evocó una configuración muy distinta... pero no importa... lo anómalo por todos lados...

     

Post a Comment

<< Home