Viajes fantásticos

Aventuras y desventuras de la memoria, la razón o la mentira.

Monday, February 27, 2006

Amor tal

  1. Anoche viajé en un ferry. Crucé una frontera. Dejé una ilusa fortuna llena de mierda. Traigo una capelina, un paraguas y un necessaire casi simbólico.
  2. Llegué a esta ciudad minotauro, como un laberinto, o una telenovela de amor. Obviamente no soy de aquí. Las sombras no son lo suficientemente frondosas como para estar a gusto. Sin embargo disfruto ver como calzan mis pasos por sus veredas y por las noches, el color de las banderitas de los taxis libres.
  3. Hoy llegué muy temprano al puerto. El me recibió con un abrazo, un beso y un temblor en las palabras. Estremecido. Una vez más los violinistas fantasmas aparecieron cuando me dijo "Te extraño" y yo le contesté "Te quiero".
  4. Ahora mi hombre duerme placido la siesta, mientras yo tejo mis planes a la sombra de una parra añeja, infestada de orugas fluorescentes o de sol.

(con el próximo capitulo, reclame un orgasmo papal)

0 Comentarios:

Post a Comment

<< Home